sábado, 28 de agosto de 2010

No es mi voz, son mis sentimientos:

No es mi voz, son mis sentimientos:

A lo lejos el mar y el cielo parece que se juntan, pero sé que nunca jamás se alcanzarán, triste muy triste pero poca la diferencia entre tú y yo, y en estos momentos así me siento, tú tan lejos pero tan lejos que en mi inconciencia te siento tan cerca que tal parece que te toco, pero la realidad es que yo para arriba volteo muy poco y tu para abajo no sabes mirar. Así me siento, en mi incapacidad de poder tenerte cerca...

Quisiera encontrarte cada amanecer, entre mis brazos y cuidar de tu sueño hasta que hayas descansado totalmente, para después entregarme a tí totalmente y estar detrás de tí para apoyar todas tus decisiones.

Tú no te imaginas lo que representas en mi, significas el motor de mis anhelos mayores...

Te has convertido en una necesidad para mí, te busco y te siento en cada respirar mío, en cada rayo de sol que calienta mi piel, en las gotas de agua fría cuando llueve y escurren en mi piel, ahí te siento yo.

En mis tristezas, en mis alegrías, en mis triunfos y en mis fracasos, son tuyos y míos y los comparto con gusto, aunque no estés aquí, para consolarme o para animarme aún más.

Hace un momento no sabía que escribir, pero apareces tú y como por arte de magia, las palabras brotan con bastante fluidez, lo único que siento es no poder dártelo en persona, pero quiero que sepas que mi corazón te lo entrego pedazo a pedazo en cada palabra que te escribo. Si estuvieras conmigo te darías cuenta, que tú eres ese motor, todo el día y toda la noche te haría poemas. Tengo mucho más para darte, solo dame esa oportunidad o es un SUEÑO IMPOSIBLE?

Tal vez nunca pueda probar la miel de tu boca,

ni sentir el terciopelo erizado y húmedo de tu piel junto a mi cuerpo,

mucho menos la exhalación de un suspiro de amor fatigado sobre mi pecho,

aún así seguiré soñando contigo.

Me dejo llevar por esta pasión que es incontrolable que no me deja vivir pero que necesito al mismo tiempo, como una droga para subsistir me haces tanta falta, cuando no te veo, todo está mal . . .

Por eso es que digo que el mar y el cielo a lo lejos parece que se juntan . . .

No olvides que te quiero con todo mi corazón.

JacquelineLigeiro

Nenhum comentário:

Postar um comentário